¿Qué Es La Literatura?

Esta pregunta recorre la teoría literaria desde ya mucho tiempo.

Ha recibido muchos intentos por responderla. Algunas teorías se inclinan a asociarla como sinónimo de ficción, otros como una forma de expresión artística que tiene como material de construcción a la palabra, otros la piensan como una forma de comunicación…

Pero veamos algunos textos que tal vez nos  ayuden a entender

  1. No creo en la vida pacífica de Nicanor Parra
    no creo en la vía violenta 

    me gustaría creer en algo – pero no creo 
    creer es creer en Dios 
    lo único que yo hago 
    es encogerme de hombros 
    perdónenme la franqueza 
    no creo ni en la Vía Láctea
  2.  Boquitas Pintadas, de Manuel Puig

POLICÍA DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES
Comisaría o Seccional: Coronel Vallejos
Destino de expediente: Archivo local
Fecha: 19 de junio de 1939
Fueron detenidos los menores de edad Celestino Páez, de diecisiete años, y Romualdo
Antonio Páez, de catorce, ambos hermanos del difunto ex-Suboficial de esta Comisaría Francisco
Catalino Páez, por arrojar piedras contra la acusada de homicidio Antonia Josefa Ramírez en
momentos en que ésta subía al tren con destino a la ciudad de Mercedes, donde la espera juicio por
homicidio, acompañada por el agente Arsenio Linares. La acusada fue alcanzada por una piedra y
herida en la base del cráneo, aunque no de gravedad, pero fue atendida enseguida por el servicio
de primeros auxilios del mismo tren, el cual partió con atraso debido a haberse escondido los
mencionados menores detrás de uno de los vagones. Tan pronto fueron aprehendidos partió el
tren. Ambos menores quedan a disposición del Juez de Paz del Partido de Coronel Vallejos.
Benito Jaime García
Sub-Comisario a cargo.

3 Jane Austen, Lady Susan 

Carta I

LADY SUSAN VERNON AL SEÑOR VERNON

Langford, diciembre

Mi querido hermano,

Ya no puedo continuar privándome del placer de aceptar tu amable invitación, que hiciste cuando nos despedimos la última vez, a pasar algunas semanas contigo en Churchhill; por lo tanto, si a la señora Vernon y a ti no les resulta incómodo recibirme en este momento, dentro de unos días podrás presentarme a esa hermana que desde hace tanto tiempo deseo conocer. Mis buenos amigos me incitan, con el mayor de los afectos, a prolongar mi estadía aquí, pero su temperamento hospitalario y festivo hace que lleven una vida social demasiado agitada para la situación que atravieso y el estado general de mi espíritu; por eso mismo, espero con impaciencia la hora de ser admitida en tu acogedor refugio. Anhelo que tus queridos hijos me conozcan y haré lo imposible por ganarme un lugar en sus corazones; sin duda voy a necesitar su cariño, que será mi fortaleza, ya que estoy a punto de separarme de mi hija. La prolongada enfermedad de su amado padre me impidió prestarle la atención que el deber y el afecto dictaban por partes iguales, y tengo sobradas razones para sospechar que la institutriz a quien confié su educación tampoco estuvo a la altura de la tarea encomendada. Por consiguiente, decidí inscribirla en una de las mejores escuelas privadas de la ciudad, adonde tendré la oportunidad de acompañarla camino a tu casa. Como ves, estoy decidida a impedir por todos los medios que se me niegue la entrada en Churchhill. Por cierto, sería muy doloroso para mí enterarme de que no estás en condiciones de recibirme.

4.

Caligrama de paraguas

Para seguir reflexionando vamos a mirar un video   y a Leer la introducción ( pag 3 a 10) a la obra del crítico inglés Terry Eagleton Una Introducción a la Teoría Literaria 

 

¿Quién es el asesino?

Ha ocurrido un asesinato en el cuento “Tres portugueses bajo un paraguas” de Rodolfo Walsh, debemos ayudar al detective Hernández a encontrar quién mató al cuarto portugués.

 

Para resolver el misterio deberán trabajar en grupos y seguir las siguientes consignas

  1. Leer el comienzo del cuento
  2. En grupos armar el decodificador de mensajes encriptados. Con la clave B7
  3. Buscar las pistas en las paredes del Colegio.
1)
El primer portugués era alto y flaco.
El segundo portugués era bajo y gordo.
El tercer portugués era mediano.
El cuarto portugués estaba muerto.
2)
-¿Quién fue? -preguntó el comisario Jiménez.
  1. Yo no -dijo el primer portugués.
  2. Yo tampoco -dijo el segundo portugués.
  3. Ni yo -dijo el tercer portugués.
El cuarto portugués estaba muerto.
3)
Daniel Hernández puso los cuatro sombreros sobre el escritorio.
El sombrero del primer portugués estaba mojado adelante.
El sombrero del segundo portugués estaba seco en el medio.
El sombrero del tercer portugués estaba mojado adelante.
El sombrero del cuarto portugués estaba todo mojado.
4)
-¿Qué hacían en esa esquina? -preguntó el comisario Jiménez.
  1. Esperábamos un taxi -dijo el primer portugués.
  2. Llovía muchísimo -dijo el segundo portugués.
  3. ¡Cómo llovía! -dijo el tercer portugués.
El cuarto portugués dormía la muerte dentro de su grueso sobretodo.
5)
-¿Quién vio lo que pasó? -preguntó Daniel Hernández.
  1. Yo miraba hacia el norte -dijo el primer portugués.
  2. Yo miraba hacia el este -dijo el segundo portugués.
  3. Yo miraba hacia el sur -dijo el tercer portugués.
El cuarto portugués estaba muerto. Murió mirando al oeste.
6)
-¿Quién tenía el paraguas? -preguntó el comisario Jiménez.
  1. Yo tampoco -dijo el primer portugués.
  2. Yo soy bajo y gordo -dijo el segundo portugués.
  3. El paraguas era chico -dijo el tercer portugués.
El cuarto portugués no dijo nada. Tenía una bala en la nuca.
7)
-¿Quién oyó el tiro? -preguntó Daniel Hernández.
  1. Yo soy corto de vista -dijo el primer portugués.
  2. La noche era oscura -dijo el segundo portugués.
  3. Tronaba y tronaba -dijo el tercer portugués.
  4. El cuarto portugués estaba borracho de muerte.